martes, diciembre 27, 2005

Dimite un juez de paz que no casaba a homosexuales.





Ocurría en Pinto (Madrid). El juez de Paz Antonio Alonso presentaba su dimisión por su "imposibilidad como juez de registro civil a presentar recurso de inconstitucionalidad de la ley que permite estos matrimonios" y por su "imposibilidad moral de casar a parejas homosexuales".

Este señor mantuvo en suspenso tres solicitudes de matrimonio entre personas del mismo sexo colocándose al margen de la ley que permite y regula dichas uniones. Y parece que por fin la justicia se pone del lado de la ley y empieza a depurar a ciertos elementos que piensan que pueden respetar o no una ley según sus convicciones personales.

Ya se sabe, a enemigo que huye...

2 Comments:

Anonymous el..pico.. said...

Echando un vistazo a la página esta de hoyenelmundo.com he encontrado algo gravísimo....:
El alijo de hachís incautado el lunes en Madrid habría supuesto en el mercado 40 millones de porros.
Menuda tragedia!!!! :-)
Feliz año nuevo

15:17  
Blogger Jugando a ser pez said...

cuarenta millones? mare mia, con eso imagino que se podria surtir por lo menos a dos institutos :))

20:40  

Publicar un comentario

<< Home

Listed on BlogShares