miércoles, noviembre 09, 2005

Lord Byron sabia nadar.

Y es que una anecdota curiosa de este autor britanico tiene que ver con su perro, un barco y un capitan un poquito insensible (por lo menos en esta historia no hay tarro de mermelada ni nada parecido, no piensen mal). Leemos aqui:

"En cierta ocasión en que realizaba un viaje en barco desde el puerto de Londres, el perro que le acompañaba se cayó al agua. Inmediatamente mandó al capitán que detuviera el barco para recoger a su animal. El capitán del barco se negó a parar y se excusó diciendo que no estaba en el reglameto recoger animales caídos al agua y que sólo podría dar marcha atrás a la nave en el en caso de que cayera un hombre al agua."

Que creen que hizo? si, "Byron se arrojó al agua para socorrer a su perro y le reclamó al capitan que cumpliera con el reglamento."

Si creen que cada vez menos gente quiere a su perro, lean, lean.

2 Comments:

Blogger La bellota justiciera said...

Qué bonito el relato de Paf, conmovedor.

16:08  
Blogger Jugando a ser pez said...

Si, un encanto el poeta maldito este :)

20:08  

Publicar un comentario

<< Home

Listed on BlogShares