martes, noviembre 07, 2006

Aznar con la pena de muerte





Aznar no podía quedarse callado. Y es normal. Lo cierto es que un personaje político que ha tenido tanto que ver en la extensión de la teoría de la guerra preventiva de Bush, que ha apoyado con tesón la invasión de Irak, la teoría de las armas de destrucción masiva y que desde la FAES trata de hacernos comulgar con ruedas de molino una y otra vez, no podía quedarse fuera de la valoración sobre la condena a muerte de Sadam Hussein, aún yendo en contra de la postura de su propio partido. Y lo ha dicho bien claro: "Se lo merece".

Luego afirma que él nunca ha apoyado la pena de muerte; pero cuando una persona apoya UNA condena a muerte, más concretamente el que una persona sea colgada de una cuerda por el cuello bajo el auspicio de la legalidad pierde toda su credibilidad a la hora de lucir la bandera de la humanidad.

Y es que por esa regla de tres, qué habría que hacerle a alguien que ha acabado con las vidas de miles de personas inocentes en Irak, o en Líbano, o en Afganistán? Ah, no, que esos son actos legítimos de defensa de la sociedad occidental.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous aturdido said...

Pues ya le ha contestado el electorado norteamericano. Nunca es tarde si la dicha es buena.

12:48  

Publicar un comentario

<< Home

Listed on BlogShares